miércoles, 10 de enero de 2007

Caso Labbe Salvo, Su Madre Entrevistada

"El me decía que se sentía humillado"

Madre del cotizante que protestó contra su Isapre

"El me decía mamá, me siento tan mal, me siento humillado cada vez que voy con mi licencia y me la rechazan, de agosto que no me pagan. El estaba viviendo de eso no más, porque no puede trabajar, no entiendo cómo esta gente es tan poco humana", reclamaba ayer Clemira Salvo, madre de Alfonso Labbé Salvo.

El jefe de hogar -explicó la entrevistada- es el menor de dos hermanos y fue educado en el colegio Alemán de Temuco, con años de trayectoria y prestigio.

Al igual que los lectores, la progenitora apuntó los dardos hacia la Isapre. "No me cabe en la cabeza que ellos hayan pensando que mi hijo estaba mintiendo, que no estaba enfermo de depresión, él está hace mucho tiempo con siquiatra y con medicamento".

Comentó que a principios del 2006 su hijo comenzó con diversos problemas, no tenía ganas de ir a trabajar y luego le diagnosticaron la depresión mayor. "El me decía que quería estar solo y dormir todo el día. El debe haber estado unos seis meses con licencia. Es primera vez que mi hijo se ve involucrado en una situación como ésta, él era una persona alegre, de su casa, pero cada vez que iba a cobrar la licencia quedaba muy mal", sostuvo.

Relató que le impactó mucho ver a su hijo en el hospital. "Estaba sedado, no pude hablar con él, estaba pasado a bencina. Este ha sido un golpe grande, yo perdí a mi marido, Manuel Labbé, y perder a un hijo sería nefasto, por culpa de esta gente que comete tantos errores tan humillantes, tan humillantes".

Aseveró que su hijo no es un extremista. "El es una persona sana, yo me he preocupado de educarlo. El llegó a esto porque no encontraba otra salida. Fue tanta su desesperación que tomó la decisión de quitarse la vida, sin pensar que tenía a sus hijos. En ese momento creo que él no pensó en nada, porque estaba cansado y se sentía humillado...".

"El estaba muy mal"

"El verdaderamente estaba muy mal con su depresión, llegó al extremo de que no quería ver ni a sus hijos, quería que lo dejaran solo", afirmó la señora Clemira.

Estaba muy presionado -agrega- porque si le rechazaban la licencia debía salir a trabajar. "El me decía, cómo voy a salir a trabajar si estoy enfermo, no tengo ganas de nada, no me siento capacitado, me siento mal, quiero estar solo y dormir todos los días. El estaba con siquiatra y tenía que comprar sus remedios. Ya había gastado más de un millón de pesos en medicamentos".

2 comentarios:

Anónimo dijo...

banmedica vales callampaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

Sandra Medina dijo...

Hola, estimados, mi nombre es SANDRA MEDINA BERROCAL, soy egresada de la carrera de Derecho, y junto a tres compañeros decidimos realizar nuestra Investigación de Grado en el tema sobre "El rechazo de las licencias médicas psiquiátricas por parte de Isapre Consalud", la verdad es que con esto queremos aportar en la búsqueda de que estos delicuentes amparados por el sistema, se vayan, tenemos que unirnos, nso gustaría poder entrevistarnos con uds. Nuestro correo es sandraberrocalm@gmail.com